Eroetxe

Eroetxe

Sobre nosotros

La Sociedad ERO-ETXE nació alrededor del año 1977, como resultado de la buena relación que existía entre ciertos miembros de algunas kuadrillas de Tolosa.

El nombre proviene de la borda que una de las kuadrillas fundadoras usaba para juntarse los fines de semana. Hoy en día ya no existe pero se encontraba en el alto de San Anton, en Berastegi. Según ellos, se juntaban allí para pasar un buen rato y sentirse libres. No se podía acceder a la borda en coche, por lo tanto tenían que caminar los últimos metros y siempre solían llevar mucho peso encima; algunas veces comida, otras veces el material o las herramientas para arreglar la borda. Cuenta una anecdota que solía ser más difícil bajarlo todo al final del día que subirlo a primera hora de la mañana.
Dejemos a un lado la borda y vayamos a lo que hoy conocemos por local. Al principio la Sociedad se ubicaba en uno de los locales que hoy conocemos como la tienda de Aralar Kirolak, en la calle Laskorain. De hecho, el proyecto comenzó gracias a la colaboración de la dueña de los locales y socia fundadora, Txuri Areizaga. Si no hubiera sido por aquel primer sitio, probablemente hoy no estaríamos aquí. Antes de 1978 usabamos aquel local para juntarnos durante las fiestas de carnaval. Todos los años nos abrían sus puertas y así teníamos la oportunidad de disfrutar de la fiesta; organizábamos cenas, preparábamos disfraces… Fué ahí donde surgió la txaranga que hoy todos conocemos.

En el año 1978 nos vimos ante la necesidad de un sitio estable y Areizaga cedió el local por cinco años, a cambio de una renta económica. Así pues, los socios fundadores comenzaron a adaptar el local. En aquella época, la sociedad Veleta reformó por completo su sociedad y aprovechando la ocasión, pudimos adquirir por muy poco dinero una vajilla completa, una cafetera… La Sociedad ERO-ETXE se inauguró oficialmente (como sociedad regulada) el día de Jueves Gordo de 1979. Aquel primer local tenía alrededor de 30 socios. No se puede decir que sus características principales fueran el orden y el fundamento; puede que por ser coherentes con el nombre de la sociedad, o porque todos teníamos 25 años menos que hoy. Hay una anécdota recurrente que siempre se nos viene a la memoria. Después de potear hasta bien entrada la noche, nos acercábamos a la sociedad con la intención de saciar el hambre. Al terminar el poteo, solíamos ir directamente allí, sin haber comprado nada y por lo tanto, como mucho cenábamos un par de huevos fritos y café. La situación se repetía una y otra vez hasta que se nos ocurrió embotar tomate y así lo hicimos. Desde entonces, las cenas despues de los poteos tenían otra pinta, aunque solo untaramos pan con tomate.

Como hemos comentado antes, el local de la calle Laskorain era para cinco años; sin embargo habían pasado 7 y allí seguíamos. Decidimos ponernos en marcha y encontramos el actual local, a tan solo 50 metros del anterior. Había que comprar el bajo, para lo que tuvimos que pedir un crédito. En ese momento, algunos socios abandonaron la Sociedad. De todas formas, aún contando con todos los socios no hubieramos podido pagar el crédito. Por lo tanto, comenzamos una campaña para atraer nuevos socios y llegar a ser unos 60. Las condiciones del nuevo local eran ideales para nuestros deseos y aprovechamos el techo en forma de pico y sus ventanas para decorarlo al estilo de la vieja borda de Berastegi.

Despues de algunos altivajos (como en todos los proyectos) el nuevo local abrió sus puertas el 21 de septiembre de 1985.

Partitura de Ero etxe

 Hain zen handia musikarako eta txarangarako genuen ilusioa Estábamos muy ilusionados con la txaranga y decidimos recuperar una biribilketa del txistulari Gillermo Lizaso. El hombre era abuelo de uno de los socios, quien cantaba la melodia de la biribilketa muchas veces. Al final, la convertimos en la pieza oficial o himno de ERO-ETXE.

El año 1989, Joxe Mendizabal hizo unos arreglos a la canción y le añadio una nueva parte; sin embargo mantuvimos el ritmo de la partitura original.


Pincha aquí para descargar el PDF de la partitura

Eronera

Desde que compusimos y arreglamos la canción de la sociedad ERO-ETXE (kalejira, himno) Txankai me retaba una y otra vez con lo mismo: Para cuando la habanera de ERO-ETXE Al final, el lunes de carnaval del 2005 le prometí que para el año siguiente estaría hecha. Dicho y hecho. La canción ya tenía forma para los carnavales del 2006 y al final se presentó en el disco que publicamos el año 2007.

A la hora de componer la canción, me basó en dos criterios principales: en primer lugar, la habanera tenía que tener una melodía dulce, llena de melanconía y que se pudiera cantar. Pero después, la canción guardaría una sorpresa: de repente, esa melodía tranquila se acabaría y la canción enloquecería, para poder contagiar al público su alegría, su jolgorio y su ritmo. Es decir, tenía que reflejar la identidad de ERO-ETXE.

Joxe Mendizabal.

Diciembre de 2007.


Pincha aquí para descargar el PDF de la partitura